Esta pagina usa cookie para proporcionar una mejor experiencia. Continuando la navegación acepta el uso de cookies de nuestra parte OK

Storia

 

Storia
Instituido en la Ciudad de México en 1953 (doce años antes que se suscribiera el Acuerdo Cultural Italia - México, 8 de octubre de 1965), el Istituto Italiano di Cultura estuvo primero ubicado en un departamento de la Calle Varsovia, luego, a principios de los años '60, se trasladó a un edificio de la Calle Liverpool.

En los años '70, se llegó a la decisión de adquirir una sede tanto para la Embajada como para el Istituto Italiano di Cultura. Para este último, la elección cayó sobre el antiguo edificio de Coyoacán, que es hasta la fecha sede del Istituto.

El barrio colonial de Coyoacán (en len-gua náhuatl, "lugar de los coyotes") representa el más antiguo asentamiento urbano del Valle del Anáhuac en que surgió la Ciudad de México. Fue precisamente en ese barrio que Hernán Cortés estableció su residencia una vez completada la conquista de la capital del Imperio Azteca: la "Delegación de Coyoacán" tiene hasta la fecha sus propias oficinas en un edificio llamado "Palacio de Cortés" en el centro histórico del barrio, a poca distancia del actual Istituto Italiano di Cultura.

El inmueble se erigió en la segunda mitad del '700 para hospedar un convento de monjas. Probablemente a principio de este siglo fue dividido en dos partes, cada una de aprox. de 3,000 metros cuadrados. La mitad de la izquierda, con el número cívico 85, siguió hospedando una comunidad de religiosas (Misionarias Franciscanas), conservando la parte de construcción destinada a capilla.

La parte derecha del predio, con el n. 77, sufrió sucesivas modificaciones con el cambio de propietarios: vendida primero al Gobierno de Polonia, fue la Residencia del Embajador polaco, luego - alrededor de los años '40 - se volvió Residencia del Embajador de Bélgica que le hizo seguramente muchos cambios (es segura la añadidura en esa época, entre otras cosas, de una "torre" cuadrada arriba de la escalera de acceso al primer piso).

En 1975, el Gobierno belga decidió vender la propiedad que fue adquirida a condiciones extremadamente ventajosas por el Gobierno italiano para establecer ahí la sede de su Istituto Italiano di Cultura. Jugaron en favor de esa elección numerosos factores, entre los cuales fundamentales la cercanía con la U.N.A.M. y su Ciudad Universitaria, y la posibilidad de impartir en el Istituto cursos de lengua italiana, hasta ese momento impensables por falta de espacio.

Entre 1999 y 2001 fue enteramente restaurado, para preservar su caracter histórico monumental y para una mejor utilización de los espacios internos. En marzo de 2001 se aprobó finalmente la inspección, después de 21 meses de trabajos de restauración. El claustro se utiliza para montar exposiciones mientras que en el auditorio - el ex refectorio del convento - tienen lugar conciertos, conferencias, conferencias de prensa, mesas redondas, presentaciones de libros, entre otras actividades. 

El gran jardín posterior (con una superficie de mas de 1000 metros quadros) se utiliza esporádicamente para recepciones y obras teatrales al aire libre. En la ex estancia se encuentra el depósito de la biblioteca (aproximadamente 22.000 volúmenes) y la sala de lectura.

En la planta baja se encuentran también la oficina de becas, la de intercambios académicos y la sala multimedial, así como la librería y la cafetería. Mientras que en el primer piso se encuentran situadas las oficinas de dirección, administración, promoción cultural y coordinación didáctica. Los salones de clase, en cambio, se encuentran en el jardín, en un ambiente silencioso y relajante.

36